NUESTRO PADRE JESUS NAZARENO

Jesus Nazareno.

La Imagen de Jesus Nazareno es obra anónima de finales del siglo XVII, guarda gran parecido, en especial a lo que a las manos se refiere con el Nazareno de Luisa Roldan “La Roldana” que se conservas en el convento de las clarisas de Sisante (Cuenca), es una obra de tamaño natural con cabeza, manos y pies de madera de cedro tallada y el resto del cuerpo de candelero.

Por la expresión y la técnica del modelado, guarda relación con las obras de la misma tipología salida del taller de Pedro Roldan.

La primera noticia de la existencia de la Imagen del Nazareno la tenemos en la obra “Annales del orden de Descalzos de Nuestra Señora de la Merced, Redención de cautivos” Barcelona 1669, cuyo autor Fray Pedro de San Cecilio nos describe la fundación del convento de San José, sede canónica de nuestra Hermandad, y dice asi “Esta fundada en esta santa Casa la Cofradía de los Nazarenos, muy devota, bien gobernada. Suyo es el altar que ay en su iglesia de Christo nuestro Señor con la Cruz a cuesta. Haze su procesión el Viernes santo por la mañana”.

Pasa 250 años y no tenemos más documentación que nos aporte conocimientos sobre la talla de la Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno

Sobre 1952 se cambia la Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, en este cambio se sustituye el pelo natural por el actual de pasta con la corona de espina incluida. Esta medida provoco grandes divisiones dentro del seno de la Hermandad. Pero el motivo esgrimido por el Hermano Mayor y parte de su Junta que estaban de acuerdo con el cambio fue que a mediados de los años 40 el pelo natural de la Imagen de Jesús se había deteriorado bastante, cada 2 o 3 años había que renovarlo por lo que el Hermano Mayor a principio de los cincuenta tuvo que realizar una peluca con cerdas de caballo consiguiendo los rizos característicos del pelo con una tenacilla caliente. Todos estos arreglos se realizaban en la casa del Hermano Mayor en la calle Carrera.

En 1993 se restauro la Imagen por los artistas sevillanos Luis Lagares y José Rioja, que consolidaron la imagen y tallaron una nueva peana. Apenas se actuó sobre el rostro solo se le aplico una ligera limpieza para eliminar polvo e impurezas. En esta restauración hay que destacar que las gotas de sangre que cubren ambas manos, es sangre donada por varios hermanos.

Este año de 2020, en concreto en el mes de septiembre la Imagen de nuestro Señor será restaurada en las instalaciones del IAPH (Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico), donde se procederá a la consolidación y fijación de la policromía, estucado, reintegración cromática, etc.