Paso de la Merced

Los datos existentes sobre el origen del paso de nuestra Titular es prácticamente nulo, las primeras noticia nos llevan a finales de la década de los cuarenta en concreto 1947, cuando el paso de Nuestra Señora de la Merced cambia de fisonomía, se le incorpora los primeros cuatro varales adquiridos en orfebrería Villarreal, es la primera vez que la Imagen de la Merced aparece cubierta bajo palio.

En el paso de Nuestra Señora de la Merced ocurre algo similar, en 1961 se incorporan seis varales nuevos, los cuales darán una nueva fisonomía al paso de la Merced, estos seis varales fueron sufragados en su totalidad por los hermanos, en concreto fueron 55 los que aportaron donativos para su adquisición, estos donativos sumaron la cantidad total de 18025 Pts, y fueron desde 3000 Pts hasta 50 Pts los de menor cuantía. Aunque el montante definitivos de estos los seis varales fue 19500 Pts, la diferencia fue saldada por el Hermano Mayor, esta incorporación también supuso modificaciones en la estructura del paso y del palio.

Una de las primeras mejoras que se realiza en este breve periodo de tiempo fue el cambio del palio al antiguo paso de la Virgen de la Merced, la labor fue llevada a cabo por Dña. Rosario Barcia Caro que confecciona de modo altruista las nuevas bambalinas, este antiguo palio se encuentra en paradero desconocido, y como anécdota a reseñar decir que el paso de palio todavía constaba con 10 varales, el dinero necesario para realizar este cambio se consigue gracias a la barra que monta la Hermandad en la tirada al plato de la feria de nuestro pueblo de 1979, fue posiblemente el inicio de este tipo de actividades frecuentes en el seno de nuestra Hermandad ( velada del Carmen, campo de fútbol, carnaval, etc.).


La primera decisión tomada por la nueva Junta de Gobierno fue el cambio del paso de la Merced, dicho paso se encontraba en muy malas condiciones, para ello se le encarga al artesano local D. Francisco Moreno Valladares la realización de unos nuevos respiraderos, estos fueron realizados en color madera con el escudo de la Merced en el centro del frontal, dichos respiraderos procesionan por las calles de Fuentes hasta 1994 que se sustituyen por unos de alpaca plateado del orfebre sevillano D. Manuel de los Ríos. Con el nuevo paso el número de hermanos costaleros que portan a Nuestra Merced llegan al número de 20.

D. Francisco Moreno Valladares fallece unos meses después de la Semana Santa de 1985, siendo el paso de Nuestra Señora de la Merced, el ultimo gran trabajo de su vida; D. Francisco participo en la talla del paso del Nazareno al principio de la decada de los 40 y finalizo su vida tallando el paso de la Merced, cuarenta años ligado de una u otra forma al patrimonio de nuestra Hermandad.

El nuevo paso es más amplio por lo que se le añaden los varales 11 y 12, estos varales fueron adquiridos en la orfebrería de D. Miguel Esquembre. En 1986 el hijo de D. Francisco Moreno culmina el trabajo que comenzó su padre realizando una nueva peana también en color madera para la Merced.

Se consigue en 1999 ampliar la candelaria del paso de la Virgen de la Merced con la compra de 20 nuevos candelabros.

Se empezara la remodelación del paso de Nuestra Madre de la Merced donde en primer lugar se tiene previsto adquirir la primera fila de candelabros, sustituir el juego de jarras y como obra mas importante sustituir el palio y las bambalinas por completo.